Páginas vistas en total

martes, 7 de junio de 2016

LOS RETOS DEL CORREDOR SOCIAL. I SUBIDA A CLAVIJO

Tras un estupendo Domingo, disfrutando del nacimiento de una gran carrera y compartiendo buenos momentos con amigos. Han sido muchas las reflexiones que han surgido y me gustaría compartir.

Al final de la prueba ocurrio un bonito detalle de los que no se ven todos los días. Quedaba un corredor por llegar y la organización tuvo la deferencia de esperarle antes de la entrega de premios, pues de alguna manera queriamos celebrar esta primera edición todos juntos. Entre los que esperaban, atletas de la talla de Toni Abadía y Camilo Santiago. El gesto de éstos, y de algún participante más, fue salir al encuentro de este último y acompañarle hasta meta entre los aplausos de todos los asistentes. El vídeo de la llegada se ha hecho viral en el panorama riojano.

Mostrando 232.jpg
Foto del momento gentileza de Correr en La Rioja


Tras la carrera pudimos disfrutar de un agradable momento de esos en los que se aprende escuchando a verdaderos amantes de este deporte, de los que trasmiten optimismo y ganas por los cuatro costados. Salió el tema que da nombre al post... los retos del corredor social... y salió entre personas de grandes retos. Toni Abadía y el reto olímpico, no se me ocurre reto más grande. Camilo cuyo reto es arriesgarlo todo para llevar a cabo su sueño. Ivan Ramirez, ganador de la maratón de la muralla china y corredor de ultrafondo y Juanan Fernández que apostó fuerte para dedicarse en cuerpo y alma a su pasión.
Muchos kilates alrededor de esta mesa
Pues bien, ahora me toca a mi hacer la pregunta incómoda. ¿Por qué los corredores en la actualidad se obsesionan en la busqueda de retos? ¿No es suficiente reto el mejorar cada día?

Se que habrá muchos corredores que no comparten mi opinión. No estoy diciendo que el corredor no deba buscarse objetivos ambiciosos, realistas pero ambiciosos. Que cada meta sea un paso y cada paso una meta. No quiero decir eso. Me refiero a la necesidad de auto-reafirmación que muchos corredores tienen en buscar un reto, algo que les diferencie, buscar hacer algo que sea grande, vistoso, que tenga repercusión social. Vivimos en la época de los retos. Queremos buscar retos pero saltando etapas. En un año ya queremos correr maratón y una vez terminada esta se nos van los ojos con ultratrails... si hago un triatlon enseguida quiero un doble olímpico o medio Ironman. Si salgo en bici quiero ir a la prueba más dura que haya... en definitiva, retos.

En mi experiencia personal, tuve la suerte de ser bien asesorado en su momento. Asesorado por corredores y entrenadores con gran experiencia. Cuando yo empecé todos lo eran. Lo que decían iba a misa para mí. Rápidamente me pararon los pies en eso de ir queriendo subir de distancia. Siempre recordaré aquello de "aprende a correr rápido, aprende a correr bien, ya tendrás tiempo de buscarte retos". Y ese fue mi reto. Aprender a correr. Mejorar y disfrutar de los pequeños pasos. Buscar metas realizables y que cada una de ellas me sirviera de punto de partida hacia otra más lejana. Paso a paso, así se hace el camino y es la paciencia el arma del corredor de fondo. No hay más. No hay secreto. Si en el fondo ¡correr es tán fácil! (ojo, entrenar bien es un arte, siempre en manos de profesionales...). No soy un corredor de élite, ni siquiera un corredor "bueno", he llegado a hacer alguna cosilla pero siempre con esfuerzo y dedicación, dejándome guiar y a pequeños pasos.

Y como en otras ocasiones me he tirado a la piscina, lo haré otra vez con mi "método pirata de aproximación al entrenamiento...". No me cansaré de decir que el entrenamiento hay que dejarselo a los profesionales. Pero es cierto que no todo el mundo tiene esa avidez de mejora y sólamente busca encontrarse mejor y correr con las amigos. Sea como fuere. Si no estás en manos de profesionales. Quizás estas pequeñas pautas puedan venirte bien. Repito que son impresiones personales y mi "teoría pirata de entrenamiento", no soy un profesional ni mucho menos.

La primera premisa es la "teoría del 10%". Es bastante aceptado que ese sería el tope de aumento que deberíamos tener en el volumen semanal de una semana a otra, sin olvidarnos que, al menos cada 4 semanas habría que dejar una de relativa bajada para asegurarnos la asimilación. Es decir, si hago 50km a la semana, nunca pasaré de 55km de golpe... si mi tirada más larga ha sido de 20km, no pasaré en la siguiente de 22... es una regla que nos da cierto margen de seguridad.

La segunda sería la de las "zonas de desarrollo" y lo importante de apuntalar bien la forma antes de pasar a "bajar otro piñon", teoría pirata por experiencia explicada en otro post.
http://santisierra99.blogspot.com.es/2015/12/zonas-de-desarrollo-en-el-entrenamiento.html

Y todo ello con su consabido fortalecimiento a base de abdominales, lumbares y ejercicios de fuerza... y por supuesto estiramientos....

Pues estas dos premisas podrían ser extrapolables al tema de los retos que nos ocupa. En mi opinión, y siempre para atletas sin demasiada experiencia y asesoramiento profesional, los retos deberían regirse igual. No te busquen retos que esten fuera de tus "zonas de desarrollo" y evita quemar etapas. Paciencia y disfrutar de este deporte. No hay nada peor que las lesiones por pasarnos de la raya. Buscar buen consejo de atletas experimentados (llevar 2 años corriendo y haber hecho media docena de medias maratones casi nunca lo es... lo es tener amplia experiencia y esta la dan los años)

Pues ya sabeis ¡a por el próximo reto! eso sí, buscalo con tiempo y preparate bien. Nunca subestimes este deporte pues puede ser tremendamente injusto y cruel ;-)

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo, Santi, aunque al principio hice el "loco" es ahora cuando estoy disfrutando, primero fue el cross, del que estoy enamorado y ahora la pista

    ResponderEliminar