Páginas vistas en total

martes, 21 de marzo de 2017

COMPETIR CON CABEZA.... (y sin gluten)

Este fin de semana se celebró el probablemente 10k más rápido del mundo. Una carrera que simplemente hay que correr... ya está, no hay que dar más explicaciones.
El año pasado era uno de mis objetivos invernales. A las puertas de los 40 y tras un par de años entrenandome yo sólo, me había puesto en las saias manos de Luis del Águila.  Me resistía a pensar que ya no podía mejorar mis marcas, como alguna vez he comentado, tengo la sensación de haber desperdiciado momentos en los que los entrenamientos decían que tenía en las piernas mucho mejores marcas que las que acreditaba...
Esa sensación de estar en forma y deslizarte por el asfalto
De la mano de Luis, con paciencia, poco a poco, manteniendo un buen equilibrio y con la motivación de ir mejorando, el año pasado realicé un otoño-invierno con grandes entrenamientos y alcanzando un muy buen estado de forma... llegando a hacer antes de la media maratón de santapola ritmos controlados de entre 10 y 12 km a 3'28 y sin llegar a sobrepasar el umbral anaeróbico... vamos, para mi, como un pepino...
Pese a hacer marca personal en la media, (1h14') no me encontraba del todo satisfecho pues sabía que tenia mucho más en las piernas, pero no le dí demasiada importancia pues son distancias demasiado largas para mí y en las que nunca he rendido bien... es por ello que los 10k de Laredo estaban marcados en rojo para darle un buen bocado a la marca (33'36") y por mi cabeza aparecía la cidra mágica de los 32' aunque consciente de que debían alinearse todos los planetas para conseguirla, pero por entrenamiento hubiera sido posible... Pero las circunstancias personales me vaciaron, estaba en proceso de separación y la cabeza saturada, las ganas y todo el empeño y esfuerzo del invierno me empujaban a seguir adelante...
El caso es que me planté en Laredo con muchas ganas... demasiadas...
Pese a salir al ritmo marcado y no hacer ninguna de las locuras que me definen y me hacen acabar muchas carreras remando, la carrera estuvo muy lejos de lo que yo esperaba. A ritmo de 3'20"- 3'22" hasta el 5.000 y a remar del 7k a meta... vacío, estaba vacío... ¡cómo puede ser! lo cierto es que me costaba encontrarle explicación... al final me fui a 34'02 con la consiguiente decepción personal
Con la perspectiva del tiempo y la tranquilidad personal de la que disfruto ahora voy comprendiendo mejor las cosas...
Relajado con amigos antes de la competición

De ahí el post, compitiendo con cabeza... la importancia de la fuerza mental para competir es vital. No sólo por la capacidad de sufrimiento, de conocerte a tí mismo, de anteponerte a las circunstacias de carrera, de las estategias mentales que debemos tomar... creo que de ello ya hablé en otra ocasión sobre la inteligencia emocional tan importante. En esta ocasión me refiero a la importancia de saber claramente dónde estás, lo que puedes dar y buscarlo sin presión. Controlar la presión y los nervios es fundamental, el exceso de ganas es contraproducente.

Este año acudía a Laredo sin ninguna presión, la marca que realizara me importaba menos, sabía que mi estado de forma no estaba para tirar cohetes, tras la maratón de Castellón justo un mes antes, me estaba constando entrar, el pulso en los entrenamientos era algo más alto y me faltaba chispilla.
Los días anteriores fueron de lo más normal, sin ninguna presión por la carrera, sin estar pendiente del clima ni del circuito, ni del viaje... Además mi estado emocional era afortunadamente el opuesto al año pasado... Así que fui a Laredo con la única intención de disfrutar del atletismo, del ambiente, de la carrera, y una vez sonase el disparo a correr....
Así que todo me lo tomé con tranquilidad. Por como más o menos me manejo según lo que me manda Luis preveía un ritmo posible de competición de 3'25"/km. Sabía que no estaba para más... es lo que hay ahora en las piernas...
Me colocó en mi cajón y estoy bastante tranquilo junto a mis compis de club que estan nerviosetes y alguno de los #eaglespeople que hemos coincidido... por momentos se me pasa por la cabeza acompañar a mis compis hasta mitad de carrera pues se que están muy bien y buscan marca y quizas les pueda ayudar... pero en esta carrera no es necesario, hay grupos más que de sobra... nada... a lo mío. Salir tranquilo y luego a correr... Suena el pum y como siempre en esta carrera, codazosm nervios, empujones y ... una caida... buffff, se formó una tumultera muy peligrosa... prácticamente me paré e hice un poco de tapón porque a quien estaba en el suelo casi le aplastan... luego me enteré que era Marta Esteban...Primer mil lento... es lo que hay que hacer... lo he aprendido de Luis a fuego, entre eso y la tumultera de salida se me va a 3'35... bueno, hay tiempo... voy tan fácil que aprieto... siguiente mil 3'19" siguiente 3'15" de perdidos al río... cojo al grupo de las priemeras chicas y a guardar... intentar ir lo más códo posible y pensar sólo en correr... siguientes km entre 3'22" y 3'24" pero ya el grupo en fila india. Se me hace largo hasta el 7lm y las molestias en la planta del pie me están apareciendo... pero la verdad es que como no me juego nada y no tengo ninguna presión, sólo me centro en aguantar... se me van 2 miles a 3'26" y 3'29"... me entran las dudas... que si he apretado demasiado, que si el gluten... que si la abuela fuma... pero ¡que narices! ¡¡¡si sólo hay que correr!!!
En el 8 y ya oliendo la meta me vuelvo a encontrar mejor, sigueines km a 3'24" y 3'22" para entrar en meta en 34'12" apenas 10" de diferencia con el año anterior pero una diferencia abismal en sensaciones, disfrute y rendimiento... este año competí de manera genial y saqué lo que habia...
CABEZA, no hay otra... hay que correr con cabeza. Ser conscientes de dónde estamos y de lo que podemos dar y tomarnos esto con la calma que hay que tomárselo. En definitiva DISFRUTAR!!!
Con mis pollitos tras la carrera

Por cierto ¿y el gluten?
Pues ni me acordé de él en toda la carrera... bueno si... en la caña de después que la eché mucho en falta...

Ahora a por el verano, tengo una cita desde hace tiempo con mis obstaculos...

jueves, 16 de marzo de 2017

MI VIDA SIN GLUTEN. Semana 1


Llega la primavera, llega el buen tiempo, llega una época de muchos cambios, algunos importantes... otros ilusionantes, prometedores. Ha sido un año de muuuucho cambio, radical. Puedo decir que soy una nueva persona y al 120% convencido que mejor y más feliz....
Desde hace un tiempo uno de esos cambios fue de residencia y modo de vida. La vida del "Rodriguez a tiempo parcial" esta bien en muchos aspectos pero en otros hay complicaciones. La princpal es la organización, hay muchas ocasiones que el tiempo no da.... trabajo, hijos, entrenamiento, hogar... al final descuidamos aspectos importantes y uno de ellos es central, no solo para el corredor sino para toda persona.
Nos alimentamos muy mal. La falta de tiempo nos hace abusar de alimentos precocinados y muy elaborados y dejamos de lado alimentos frescos, dejamos de cocinar, perdemos nutrientes esenciales y nos llenamos de elementos saciadores pero perjudiciales... Así que en mi caso... aún habiendo preparando una maratón con volumenes aceptables y entremientos exigentes, incluso he llegado a coger peso pasando de 73,5kg a 75kg....


Así que cuando vi un anuncio del centro de nutricion Nutrium en el que buscaban voluntarios para sendos estudios nutricionales sobre gluten y proteinas, ni me lo pensé 2 veces... me presenté voluntario porque necesitaba un cambio. Necesitaba comer pautado. Necesitaba empezar a tomar más en serio mi salud, pues la nutrición es lo más importante SOMOS LO QUE COMEMOS.
Tras la maratón necesitaba algo motivador, algo nuevo, cambiar... hay que moverse. Ahora no hay ningún objetivo importante a la vista y es época de disfrutar e ir paso a paso.


Así que me tocó participar en el estudio sobre la incidenia del gluten en deportistas de fondo, en el cual había aleatoriamente ditas con o sin gluten para realizar un estudio comparativo. Algo había leido sobre deportistas como Ivan Raña que lo han eliminado del todo de su dieta obteniendo buenos resultados por lo que decidi probar... y el azar quiso que me tocara dieta sin gluten dentro del estudio, por lo que yo encantado de la vida, me apetecía... Además para mí Ivan es un referente por su manera de ser, un gran deportista y un gran tipo con el que me siento identificado en lo que se de él.

Así que empezamos con las pruebas... análisis, antropometrías... El estudio consiste en 4 semanas de dieta en la que elimino todo el gluten para repetir las pruebas al final y comaprar los resultados. En estas 4 semanas debo mantener mi actividad normal para que el estudio sea efectivo. Y como a uno le gusta registrar datos... además de una tabla en la que debo registrar las posibles alteraciones en sueño/stress/fatiga/digestión... yo voy apuntando también mis entrenamientos y así comparar un poco....

Tras algo mas de una semana ya hay cambios contrastables, al menos antropométricos... pues he bajado entre 2 kg y 3 kg, esta bajada fue muy rápida en apenas 3 días y luego se mantuvo, incluso reuperando algo y ahora está bastante estable. Por lo que voy registrando, estos cambios tienen que ver con el descanso y los entrenamientos de fuerza, tras 3 dias de fuerza, descanso, rodaje, fuerza.... recuperé algo de lo perdido en días anteriores en los que hubo mas calidad. Así que esa primera bajada tan rápda no me preocupa para nada.
Lo que si se nota es un descenso de la pesadez después de comer, la sensación de hinchazón en algunos mometos en la digestión ha disminuido notablemente. Como en lo de ir al baño siempre he sido muy regular, no hay ningún cambio reseñable. A lo que vamos, que tras un semana sin gluten la vida continua igual... no hay ningún cambio drástico y creo que a nivel general mi calidad de vida es mejor. Sobretodo en cuanto a cocinar tus propios alimentos y comer alimentos frescos... estoy comiendo mucho mejor y mi cuerpo lo nota.


En cuanto al entrenamiento la verdad es que es dificil sacar conclusiones dado que después de la maratón me esta costando entrar en faena, es lo normal. Todavía no ha pasado ni un mes. Aunque los entrenamientos han ido segun lo planificado, las sensaciones no son del todo buenas. De momento desconozco si la ausencia de gluten tiene algo que ver, supongo que el músculo necesite un tiempo para adaptarse, quizás los depositos de glucógeno tarden más en llenarse... no lo sé... tiempo al tiempo... esto es un hobby y no hay que darse cabezazos, probar y cambiar siempre está bien.

Habrá que dejar pasar las 4 semanas para sacar conclusiones pero de momento no vamos mal... mejores hábitos de vida que seguro a la larga son beneficiosos.